Saltar al contenido
Portada » Turismo responsable con animales

Turismo responsable con animales

turismo responsable con animales

El turismo responsable con animales es una parte esencial e indispensable en el desarrollo del turismo.
Es esencial adoptar prácticas éticas en caso de realizar actividades que incluyan animales durante nuestros viajes.

Aquí tienes algunos aspectos a tener en cuenta para disfrutar de experiencias turísticas responsables y respetuosas con los animales:

Infórmate y elige proveedores turísticos éticos

Cuando planifiques tus actividades turísticas que involucren animales, investiga el impacto real de las mismas, y selecciona solo proveedores que lleven a cabo prácticas éticas. Opta por aquellos que pongan el bienestar animal en primer lugar, evitando el uso de animales en espectáculos o actividades que los sometan a sufrimiento físico o psicológico. Busca organizaciones que promuevan la conservación del medioambiente y rehabilitación de especies en peligro de extinción y trabajen en estrecha colaboración con expertos en vida silvestre.
Podemos consultar webs especializadas como FADA, o blogs sobre turismo responsable con animales como Travelleating.

Evitar los paseos en animales:

Montar en elefante, camello y otros similares son prácticas que involucran maltrato y crueldad hacia los animales. Para que un animal salvaje se deje montar, se ha maltratado previamente. Además de las duras condiciones a los que se someten los animales: execesivo esfuerzo en condiciones climáticas extremas, falta de comida o agua, etc.

No participar en interacciones con animales.

Evitando las interacciones con animales, minimizamos las posibilidades de malas prácticas. Elige solo actividades en las que no se invada el espacio del animal y en las que éstos no interactúen con humanos. Sacarse fotografías sosteniendo animales salvajes, perjudica al bienestar del animal, ya que contribuye al tráfico de especies y al maltrato animal para el beneficio económico a costa del turismo. Los refugios de animales donde dejan coger a los animales, o les obligan a hacer algunas actividades, no son centros responsables y no debemos participar de ello.

Avistamiento responsable de animales.

En relación con el punto anterior, para hacer avistamientos de fauna hay que evitar toda interacción con los animales. Cuanto menos perciban nuestra presencia, menos impacto tendrá nuestra actividad para el animal.
Algunas acciones que pueden parecer inofensivas, como dar de comer a las ballenas para que se acerquen, causan graves problemas en las especies y en los ecosistemas.
Eligiendo una empresa comprometida con las buenas prácticas, nos aseguramos de estar llevando a cabo una actividad de forma responsable, y aprenderemos a la vez que disfrutamos de la experiencia.

Es importante realizar solamente avistamientos en la naturaleza, y evitar pagar por ver animales en cautiverio. Como excepción, podemos visitar animales en un recinto cerrado siempre que sean refugios o centros de recuperación, y cuyos animales no se puedan reintroducir en su hábitat.

Apoyar la conservación y la investigación

Busca oportunidades para apoyar proyectos de conservación y organizaciones sin ánimo de lucro que se dediquen a proteger y preservar la vida silvestre. Muchos destinos turísticos ofrecen programas voluntarios o donaciones que respaldan iniciativas de conservación y proyectos de investigación. Al participar en estas actividades, puede contribuir directamente a la protección de los animales y su hábitat, asegurando un futuro sostenible para las especies. Algunos ejemplos son los centros de recuperación de especies, asociaciones de divulgación medioambiental, etc.

Difunde el mensaje

Una parte esencial del turismo responsable con animales es la educación y la difusión del mensaje. Comparte tu experiencia y conocimientos con otros viajeros, amigos y familiares. Utiliza las redes sociales y las plataformas de viajes para premiar aquellos destinos y empresas turísticas responsables con los animales. Al hacerlo, ayudarás a crear una conciencia colectiva sobre la importancia de la protección animal y alentar a otros a tomar decisiones éticas durante sus viajes. De la misma forma, si detectas alguna situación de maltrato animal, denúncialo a los organismos competentes para tomar medidas al respecto.

Recordemos que nuestras acciones tienen un impacto significativo y que cada decisión que tomemos puede marcar la diferencia para un animal en particular y para el ecosistema. Si quieres incluir actividades con animales en tus viajes, hazlo siempre de forma responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *